ACTO CONTRA LA VIOLENCIA


resized DSC 0050

Desde el colegio creemos que el camino para transformar la violencia de género en respeto es la educación. No podemos callar ante tanto dolor a nuestro alrededor...

en nuestro propio barrio hace unos días. No podemos estar sino con las víctimas y, por eso, esta mañana nos hemos juntado toda la Comunidad Educativa en el patio del colegio para hacver un minuto de silencio y leer un manifiesto que pretende recoger nuestro sentir y nuestro apoyo a quienes nunca debieron de necesitarlo...

¿POR QUÉ ESTAMOS AQUÍ?

Para implicarnos en la vida

  • Porque queremos manifestar nuestra postura:
    • Ante el miedo.
    • Ante la vergüenza.
    • Ante los celos, el poder, la posesión que lleva a una violencia extrema.
    • Ante la inseguridad en el amor.
    • Ante la falta de confianza.
  • Y queremos:
    • Ser iguales.
    • Respetar al otro sabiendo que no es no y si no digo que sí, también es no.
    • Tener las mismas posibilidades y el mismo trato.
    • Justicia.
    • Comprometernos a que no pase nunca más.
    • Que la calle y la noche sean también nuestras. Ser libres no valientes.

Porque creemos que en la escuela se educa en la igualdad, a no sentirnos inferiores.

Porque creemos que en la escuela se educa a que nos valoremos y valorar a los compañeros y compañeras.

Porque creemos que la valía de una persona no está en la humillación y sometimiento

Porque creemos que esta sociedad necesita niños, adolescentes y jóvenes que sean conscientes de que las víctimas, las mujeres, no están solas sino rodeadas de ayuda.

Todos estamos llamados a promover el cambio por un mundo mejor. Todos estamos llamados a exigir a nuestros políticos que legislen para velar por los que más sufren, por los más vulnerables. La ley va detrás de la vida. La vida, en su defensa, impulsa a hacer leyes que protejan a las mujeres. 

El domingo celebramos el día de la madre, esa mujer que nos dio la vida. Pensemos en esa mujer que mataron en la madrugada del lunes y en tantas otras… La sociedad nos llama a comprar, regalar… ¿cuál es el mejor regalo para esa mujer que es tu madre? Si pensáramos en las mujeres como en nuestras madres ¿cómo las trataríamos? Dignidad y justicia, ese es el mejor regalo.

Decídete a no rechazar a nadie, a dialogar, a escuchar.

Decídete a romper barreras, sembrar ilusión.

Decídete, atrévete a querer, darte a los demás.

Decídete a vivir en paz, en armonía con los demás.

Decídete a saber de las cosas y tener sentido crítico.

Pensemos en todo ello de una manera especial por Silvia, nuestra vecina y por aquella que sufrió tanto en Pamplona.

  • CON OTROS ( en red)

  • Actividades Extraescolares

 
 
 
 

AVISO LEGAL Este sitio utiliza Cookies propias o de terceros